Autora: Maily Sequera martes, 4 de diciembre de 2012




ser sincero, cuando se nace sincero, es algo fácil
pero como todo lo fácil, carece de importancia

de ser sincero no se va a ganar nada estando vivo
ser sincero, la verdad, está sobre ofertado.

lo que pasa es que los demás sufren de culpa
y cuando uno se termina de morir
dicen que uno fue correcto, fue certero, fue atrevido, fue un pendejo
hablan con detalles de amistad cercana,
convierten al pendejo en alguien importante.

o no, podrían no decir nada
me pasa seguido que imagino muchas cosas.

la segunda verdad es que existe un momento en la vida
en el que se deja de vivir como quiere
y se empieza a vivir como se puede
eso quiere decir, en mi caso, que he aceptado -solemne- mi sinceridad
o que admito, bastante triste, mis limitaciones.

porque ser sincera no es decir: papá, estás calvo. mamá, estás gorda
hay una fina línea entre la sinceridad y la impertinencia
quizás
puedan salir cosas atroces de mi boca
pero quien es sincero puede serlo porque su verdad es bella
porque es gafo y antes de ver, siente
y no encuentra escondite ni razón para secuestrar lo bello.

a los sinceros no nos dura la atención en lo superfluo
se nos va el tiempo en empujar emociones que no caben
por los pasillos estrechos de otros embudos psicológicos.

inventamos una realidad imposible:
existe una confianza supuesta
uno imagina
que lo que se desprende
importa
y será cuidado
y será devuelto
al menos, en sus condiciones originales:
intacto y limpio.

amar y amarse así es muy raro
es pegar una mejilla a una roca y frotar para buscar calor
el resto de la gente nunca entiende
intentan
pero al final mienten.

la tercera verdad es que ser sincero cuando se ha mentido
es como patinar por primera vez
te devuelven tu emoción hecha un muñón de sangre
y creen que haberlo intentado basta para que uno aplauda y celebre y pida más
para la bondad maternal, ya no me alcanza
y nada qué hacer
porque extrapolar la poesía a la vida es una cagada
pero mover la vida a la poesía es dejar, al menos, la mierda en el periódico
nada qué hacer
escribir, si acaso
-la mierda, en el periódico-
para la gente como yo, la única opción es joderse.

2 Responses so far.

  1. Darío says:

    Mierda, digo. Esto es como para encerrarse y no salir más. Desolación Bukowski y a joderse.

  2. |andi.na| says:

    yo leo esto tarde y a la vez muy temprano.

    Yo no soy tan sincera como vos, pero lo intento.

    Gracias por la mierdita en el periódico, chama. Hay que joderse

Qué y quiénes

Espacio poético y literario, escrito por Susan Urich y Maily Sequera.

Autoras

Seguidores

NO BORRARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!!
Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © mi coño en verso -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -